• Inicio
  • Noticias
  • INVESTIGACION EN LA LITERATURA CIENTIFICA DE CONCEPTOS QUE RESPALDAN EL PRINCIPIO HOMEOPATICO DE DOSIS MINIMA

Noticias

INVESTIGACION EN LA LITERATURA CIENTIFICA DE CONCEPTOS QUE RESPALDAN EL PRINCIPIO HOMEOPATICO DE DOSIS MINIMA


INTRODUCCION

En la mente del público la Medicina Homeopática, está íntimamente asociada, sobre todo, con el principio supuestamente “ilógico” de que la potencia de la medicina aumenta con la dilución, y con el corolario de este principio:
Que la potencia máxima se ha de encontrar en la dosis pequeña o infinitesimal.

Este trabajo se plantea como una revisión inicial que abre una investigación mas ambiciosa en relación a como , en las publicaciones científicas actuales se recogen investigaciones que respaldan los Principios de la Medicina Homeopática.
Comenzamos con la revisión en este sentido del principio de Dosis Mínima (dosis infinitesimal).
Para ello, en esta primera aproximación, nos basamos en la búsqueda bibliográfica de artículos publicados en la prensa científica , en relación al concepto de HORMESIS, tanto en publicación medicas alopáticas, como en el ámbito de la toxicología y la radiación, así como una aproximación a estudios realizados por investigadores homeópatas, en el campo de la botánica, bioquímica etc.
Este es solo un punto de partida, pero esperamos que se puedan abrir distintas líneas de investigación que respalden este principio, en el ámbito científico al que pertenecemos como médicos homeópatas
El concepto Dosis-Respuesta hormetica (hormesis) podemos definirla como un fenómeno de respuesta a dosis caracterizado por una estimulación por dosis bajas y una inhibición para dosis altas.

.

TRABAJOS ACTUALES EN RELACION A LA HORMESIS
La Hormesis se define como” la respuesta bifásica en que ciertos agentes químicos y físicos afectan a los seres vivos: dosis bajas provocan efectos «favorables», dosis altas provocan efectos «adversos»”. Es un concepto básicamente toxicológico, que trasciende a otras áreas de la ciencia.


Calabrese y Baldwin en “Around rewiev of Pharmacology and Toxicology” 43:175-197 de 2003, definen la Hormesis como un fenómeno de relación entre la dosis y la respuesta, caracterizada por la estimulación a bajas dosis y la inhibición en altas dosis.

Edward J. Calabrese, del dpto. de Salud Publica de la Universidad de Massachusetts (USA) ,publica en 2008 en British Journal of Clinical Pharmacology, su trabajo “Hormesis y Medicina” , donde afirma que el modelo respuesta a la dosis de tipo hormetico es el más conveniente a las ciencias biomédicas y toxicológicas.

Reporta la existencia de una base de datos de unos 8000 datos de respuestas a dosis, y en 2005 se publicó una descripción detallada de esta base de datos.

NOAEL (No Observed Adverse Effects Level): la región de la curva donde
los efectos no son medibles .
ZEP: Es el punto donde la respuesta cambia de ser estimulativa a ser inhibitoria, como ocurre en los valores del umbral.
. La magnitud de la respuesta estimulatoria a máximas dosis es típicamente modesta, siendo solo un 30-60% por encima de las respuestas en relación a grupo control.
El concepto dosis-respuesta hormetica puede describirse como una estimulación en una zona de la baja dosis, seguida por una respuesta inhibitoria a altas dosis.
Las implicaciones de tener una amplia zona estimulatoria, pueden ser clínicamente significativas, por ejemplo porque la zona estimulatoria defina la ventana terapéutica o una ventana de efecto adverso.

T. D. Luckey en su trabajo “Radiation Hormesis Overview” asegura que ha habido pruebas estadísticamente significativas que han demostrado que la exposición del cuerpo humano a bajas dosis de radiaciones ionizantes hacen bajar las tasas de mortalidad por cáncer. Esta afirmación dice estar basada en informaciones recogidas de siete millones de personas expuestas y también en trabajadores en plantas nucleares y centrales atómicas en Canadá, Gran Bretaña y E.E.U.U.
Según el estudio realizado por T.D Lukey (hormesis en la Radiacion), el autor asegura que “las agencias oficiales consideran la percepción del daño como algo mucho mas importante que las pruebas científicas que muestran de una manera clara que la estimulación a dosis bajas es una regla general en la Biologia y extrapolan cuales podrían ser los efectos a bajas dosis pero muchas veces no los han estudiado realmente, y solo tienen en cuenta los efectos a altas dosis.


Sobre la hormesis hay numerosas publicaciones en la literatura científica biomédica y toxicológica; La ciencia toxicológica se desarrolló principalmente con dos modelos de dosis-respuesta: el de umbral y el lineal. El modelo de umbral se aplica a sustancias no cancerígenas y permite asignar un umbral (nivel de efecto adverso no observado -NOAL-) a cada agente tóxico, por encima del cual se producen efectos adversos, las dosis inferiores no producen efectos. En el lineal no existen umbrales, porque se considera que cualquier dosis, por baja que sea, produce efectos adversos (Ej.: sustancias cancerígenas). La curva hormética es descripta como en U, U invertida o J.

En “Hormesis: La revolución de la dosis y la respuesta” Calabrese y Baldwin explican que la aceptación de dosis y respuestas en forma de U generalizados y reales ha sido difícil de lograr debido a múltiples motivos:

En primer lugar, la Toxicología ha sido progresiva e insidiosamente dependiente del rol de los gobiernos.

En segundo lugar, existe el temor entre la comunidad toxicológica de que la aceptación de la Hormesis como principio, implique que bajas dosis de al menos algunas, aunque seguramente de la mayor parte , de las sustancias toxicas, produzcan efectos beneficiosos en bajas dosis, con longevidad aumentada o disminución de incidencia de enfermedades.

Tercero: La creencia en la universalidad de los umbrales biológicos está firmemente establecida y aceptada por la comunidad científica y los organismos reguladores de la salud pública desde comienzos del sigloXX.

En cuarto lugar, a pesar de que los fenómenos de Hormesis sean generalizados y reales, no son en realidad, vistos muy frecuentemente, ya que su determinación requiere diseños de estudios ajustados y de gran tamaño, con un gran número de dosis, por encima y por debajo del nivel de los efectos adversos no observados ( NEANO), adecuados en el tiempo, y frecuentemente con un componente temporal.

Por último, la estimulación por medio de bajas dosis es bastante moderada, como máximo es solo aproximadamente del 30% al 60% mayor que los controles.


ESTUDIOS REALIZADOS POR INVESTIGADORES MEDICOS HOMEOPATAS
La experiencia clínica con las pequeñas dosis siempre ha estimulado la curiosidad científica de los investigadores homeópatas, quienes, desde los primeros decenios del s. XX, han emprendido una diversidad de experimentos físicos, químicos, botánicos y biológicos en un esfuerzo por demostrar la existencia de algún poder medicinal en ellas.
Hahnemann era contemporáneo de Amadeo Avogadro, quien descubrió que el nº de moléculas en un mol de cualquier sustancia es 6, 0253 x 10 – 23. Una vez que la existencia de esta constante de Avogadro hubo penetrado en el pensamiento médico, la crítica de los médicos ortodoxos no se dirigió ya a las pequeñas dosis homeopáticas sino a la dosis ultramolecular, pues se hizo evidente que las medicinas diluidas mas de 10 – 23 – o sea, las diluciones de 12 C o 24 X- estaban fuera del límite dentro del cual podría esperarse que quedara en la dilución una sola molécula de la sustancia medicinal original.

I) Investigaciones bioquímicas:
. Experimento de William Boyd, de Edimburgo, publicado en 1954.
Se propone confirmar los resultados de V.M. Persson en 1930 en Leningrado, había investigado la acción de las microdiluciones de cloruro de mercurio en la fermentación de almidón por la amilasa salival y en la lisis de fibrina por la pepsina y la tripsina, obteniendo resultados significativos en estudios controles.
Boyd repitió los experimentos prestando minuciosa atención a los detalles de procedimiento, después de hacer todos los esfuerzos posibles por eliminar cualquier elemento que menoscabara su objetividad como observador (experimento descrito en el Journal of the American Institute of Homeopathy).
Las microdiluciones empleadas eran cloruro de mercurio 61 X (10-61), las cuales, de acuerdo con las teorías físicas actuales, no deberían contener ninguna molécula de mercurio original, sino sólo el agua destilada empleada como diluyente.
En el experimento se buscaba establecer si la adición de una pequeña cantidad de una microdilución de cloruro de mercurio influía en la velocidad de la hidrólisis del almidón por la diastasa. Los frascos de control que contenían almidón, diastasa y agua destilada se compararon con frascos que contenían esto mismo más la microdosis de cloruro de mercurio. La velocidad de la hidrólisis se estudió por el método colorimétrico con un espectrofotómetro de absorción, y como los resultados mostraron dispersión biológica, las frecuencias de las diferencias se analizaron estadísticamente.
El experimento mostró que la adición de cloruro de mercurio aceleraba la velocidad de la hidrólisis.
Boyd realizó más de 500 comparaciones en varias series desde 1946 hasta 1952. El análisis fue publicado enThe Pharmaceutical Journal (11 de septiembre de 1954)

2) Investigaciones botánicas:
Investigadores homeópatas han realizado numerosos experimentos botánicos bien controlados quizá porque (como dijo un médico francés), ¿habrá alguien que pueda afirmar la existencia del efecto placebo en las plantas?
. Trabajo de Wilhelm Pelikan y Georg Unger, publicados en 1965. En uno de los experimentos investigaron los efectos de microdosis de nitrato de plata en el crecimiento de semillas de trigo. Se probó el efecto con 12 microdosis diferentes de nitrato de plata (8X A 19X), más un control, en la germinación y brote de las semillas; la serie se repitió 240 veces, y el análisis estadístico de los resultados mostró el efecto de las diferentes potencias. La altura de los brotes aumentó en las de 8X A 11X, luego disminuyó con la de 12X, se elevó otra vez con las de 13X y 14X, bajó con la de 16X, se elevó con las de 17X y 18X,y bajó bruscamente con la 19X. Por lo tanto, los efectos de las potencias progresivamente “más altas” tomaron la forma de una curva sinusoidal.

3) Investigaciones en las que se aplican las técnicas de la física:
.Young , en 1975, realizó trabajos sobre resonancia magnética nuclear en el Hospital Hahnemann, de Filadelfia. Mediante un espectrómetro de resonancia magnética nuclear Perkin-Elmer R-12 de 60 Mhz, Young observó los cambios producidos en las soluciones de alcohol y agua como resultado de la dilución y sucusión en serie. Las diluciones de azufre de 5X A 30X, con sucusión en cada etapa, mostraron cambios mensurables del espectro en cada etapa de la dilución y suscusión, y los cambios siguieron la curva sinusoidal que parece ser habitual en estas investigaciones. No se detectó la misma curva sinusoidal en las siguientes investigaciones de Young:

1) una serie de diluciones de alcohol al 87% sin agregado de soluto y con rotación en lugar de sucusión en cada etapa;

2) una serie de diluciones de alcohol al 87% sin ningún soluto y sin sucusión ni rotación en cada etapa;

3) una serie de diluciones de alcohol al 87% sin agregado de soluto y con sucusión en cada etapa;

4) una serie de diluciones de azufre con rotación en cada etapa

5) una serie de diluciones de azufre sin rotación ni sucusión.

CONCLUSIONES:
Según los estudios fundamentalmente de E.Calabrese, La dosis-respuesta es más común y fundamental que otros modelos dosis-respuesta, incluido el famoso modelo umbral seguido mucho tiempo, y compitiendo en evaluaciones justas con ese modelo.
Estamos frente a un modelo revolucionario en cuanto a la dosis-respuesta, con grandes implicaciones muy significativas para elementos esenciales en todas las ramas de la ciencia que tienen que ver con la relación dosis-respuesta y con las respuestas adaptativas.
Las útimas tres décadas han sido testigos de grandes pruebas interdisciplinarias que evidencian la respuesta –dosis bifásica hormetica que son caracterizadas por rasgos cuantitativamente similares de la dosis –respuesta y estrategias mecanicistas explicativas similares.
Los hallazgos en distintos terrenos de la biomédica consolidan la hormetica en la biociencia y nos llevan a reescribir sus bases.
Han sido numerosos los trabajos científicos de homeópatas cuyas experimentaciones , en el campo de la química (W.Boyd,), en Botanica ( W.Pelikan y G. Unger), en Bacterilogia (H.Junker) en zoología, e incluso en técnicas medico-fisicas demuestran invariablemente el efecto estimulativo de las bajas dosis (hormetico).
Lo importante de Individualizar en Homeopatía dificulta el extrapolar los datos obtenidos en investigaciones.
Aunque la efectividad de las dosis infinitesimales pueda quedar aprobada y demostrada en el ámbito científico, hay una dificultad cuando se habla de Homeopatía, por los “prejuicios” existentes.
CURIOSIDADES: LA HORMESIS EN LA VIDA DIARIA
Numerosos artículos científicos reconocen a la hormesis como el mecanismo responsable de
los efectos beneficiosos de una variedad de estilos de vida y factores ambientales.
Numerosos componentes de la dieta, tales como vitaminas, antioxidantes, trazas
de algunos elementos, minerales, etanol e incluso algunos pesticidas muestran curvas dosis-respuesta
horméticas Todos esos compuestos (naturales o sintéticos) con actividad biológica
beneficiosa sobre la salud, que actúan a través de una o más rutas para garantizar el mantenimiento, reparación, respuesta al estrés, se denominan hormetinas.
Los efectos cardioprotectores, antioxidantes, entre otros que se le atribuyen al vino se deben
a los compuestos flavonoides y no flavonoides tales como el resveratrol ,el cual exhibe una
relación dosis-respuesta hormética lo cual lo clasifica como Hormetina.
La hormesis puede ser también la explicación para los efectos beneficiosos sobre la salud
que tienen muchos alimentos y componentes de los alimentos como el ajo, ginkgo y otras frutas
y vegetales.

Este trabajo muestra un punto de partida para abrir distintas líneas de investigación y búsqueda que respalden no solo el principio de la Dosis Minima sino también el resto de los principios que forman nuestra ciencia y arte de la Homeopatia.



BIBLIOGRAFIA
Calabrese EJ y Baldwin LA, “ Hormesis: La revolución de la Dosis y la Respuesta”. Annual Review of Pharmacology and Toxicology 43: 175-197,2003.
Edward J. Calabresse, Hormesis and medicine. British Journal of Clinical Pharmacology.
T.D.Luckey, Radiation Hormesis Overview. RSO Magazine. Volume 8,Number 4.
Angela Manchado Martín, Pablo de Jesús Cervantes González y Leandro Lantigua Obregón. Evidencias sobre la hormesis por Radón-222 en el Balneario Elguea. Cuba. Memorias de la Primera Convención de Ciencias de la Tierra en abril del 2005.
Otto Weingrtner, “Pasado y presente de la regla biológica del estimulo” . Reckeweg-Journal 01/2008
Alberto O.Oredn “Una via alternativa de regulación de procesos inflamatorios. De la Hormesis y la inflamación. MEDICINA.(buenos Aires) 2005;65:84-87
Pérez Davison, Gema | Restrepo Manrique, Ricardo | Martínez Sánchez, Gregorio.” Hormesis: Antecedentes e implicaciones en los sistemas biológicos” 2009: Latin American Journal of Pharmacy; vol. 28, no. 6
Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires
Calabrese EJ y Baldwin LA: “Hormesis: La Revolución de la Dosis y la Respuesta”
Annual Review of Pharmacology and Toxicology 43:175-197, 2003
Gema Perez Davison, Ricardo Restrepo Manrique, Gregoro Martinez Sanchez:”Hormesis: Antecedentes e implicaciones en los sistemas biológicos. Lat.Am.J.Pharm. 28 (6): 954-60 (2009)
E.Calabrese. :”Paradigm Lost, Paradigm Found: the re-emergen of hormesis as a fundamental dose response model in the toxicological sciences”. Enviromental Pollution 138 (2005) 378-411
Harris L.Coulter: Ciencia homeopatica y Medicina Moderna


Ponencia presentada por:
Dra Coro Goitia Ispizua
Academia Medico Homeopatica Unicista de Bilbao (AMHUBI)
Plaza Zabalburu Nº4 -1º D- 48010.Bilbao (Vizcaya)
E-mail:jtorrezabal@terra.es


Dra Esther Sagredo Manzanedo
Academia Medico Homeopatica Unicista de Bilbao (AMHUBI)
Plaza Zabalburu Nº 4- 1º D-48010 Bilbao (Vizcaya)
E-mail:Esther.sagredo@yahoo.es




AMHUBI. Asociación de Médicos Homeópatas Unicistas de Bilbao - Plaza Zabalburu 4, 1º Dr - 48010 Bilbao - Telf.: 94 421 34 99 - 656 713 019 - info@amhubi.org

Elatiko Comunicación Digital